Cabina de arenar casera.

Cabina de arenar casera || Sandblasting cabinet homemade
– Este es un ejemplo de una cabina para arenar casera y por lo tanto BARATA. Como se puede apreciar está confeccionada enteramente en madera. Solamente quedarían por incorporar algunos detalles como el sistema de extracción (y posiblemente unas ruedas para facilitar su transporte).

 

1.– Aspecto general y dimensiones

 

– Se trata de una cabina de unas dimensiones considerables, la hemos diseñado así para facilitar el arenado de todo tipo de piezas (permite, por ejemplo, girar guardabarros de unas dimensiones considerable prácticamente 90º).

 

– Sus medidas son las siguientes (en cm):

 

Ancho: 100 Alto: 63 Profundidad: 69 Visor: 25 x 47 Agujeros (diámetro): 15

 

 

_

 

 

fig.1 vista general y principales dimensiones

 

2.– Introducción de piezas y visión del interior
– Las piezas se introducen por una puerta lateral de bisagras. El visor, con cristal desmontable, facilita la limpieza del mismo y, al igual que la puerta, incorpora un sencillo sistema de apertura y cierre.

fig. 2 visor de cristal desmontable y puerta lateral

 

3. -Iluminación

 

– La luz la aporta una luminaria tipo fluorescente que se puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje y que proporciona una gran iluminación al interior, permitiéndonos trabajar con independencia de la luz que haya en su exterior. Incorpora un interruptor para su encendido y apagado y una barra fluorescente recubierta por una protección de plástico bastante resistente. Un orificio en la parte superior permite la salida del cable hacia el enchufe.

fig.3 detalles del sistema de iluminación y de su efectividad

 

4.– Apoyo de piezas

 

– En el interior, una rejilla sujeta las piezas y permite la caída del abrasivo. El abrasivo queda depositado en parte inferior, con forma de pirámide invertida y terminada en un agujero tapado por una puertecita que va sobre dos raíles horizontales para facilitar su caída y posterior reutilización. La rejilla se compone de tres tramos independientes lo que facilita su desmontaje, característica muy de agradecer cuando se nos cuela alguna pieza pequeña o cuando queremos empujar la arena para favorecer su caída por la parte inferior.

fig. 4 detalle del sistema de sujeción de piezas

5.- Reciclado del abrasivo

– Cuando queramos reutilizar el abrasivo sólo tenemos que retirar la puerta inferior y dejar caer el abrasivo sobre el recipiente, podemos detener este proceso en el momento que queramos desplazando la puerta en sentido contrario y el abrasivo dejará de caer quedándose en el interior la que no haya caído aún. Se trata de una puertecita metálica que se desliza sobre dos raíles (también de madera).

Fig. 5  fondo de la cabina con forma de pirámide invertida

 

6. – La pistola

 

– La pistola es la típica que podéis encontrar en unos conocidos grandes almacenes de bricolaje. Los resultados son satisfactorios si se le cambia la boquilla con frecuencia (se desgastan con rapidez) o se hacen otras de acero. Las gomas que la abastecen de arena y aire entran por dos orificios contiguos situados en la parte inferior derecha del frontal.

Fig. 6  sistema de reciclado de arena

 

7.-Equipos de protección

 

– Como equipo de protección la cabina lleva acoplados unos manguitos impermeables fijados en la parte interior mediante grapas (está pendiente de incorporar un cerquillo circular metálico que cubra y fije la zona donde van situadas las grapas y que mejore la sujeción de los manguitos. La elección del material impermeable se debe a que de no ser así el fino polvo que genera el proceso se filtraría. Estos manguitos llevan cosida una goma su interior en la parte delantera que permite que se fijen a nuestro brazo e impiden el retorno del polvo por la manga. Para la protección de las manos usamos unos guantes comunes contra riesgos mecánicos que unidos al manguito y a la acción de la goma interior sellan protegen y aíslan completamente las manos y los brazos.

Fig. 7 pistola utilizada y sistema de entrada de aire y arena

 

8. – El compresor

 

– Este es el compresor recomendado para los trabajos de arenado, se trata de un compresor de 100 litros de volumen, 3 hp de potencia y 390 litros/min de caudal. Con un equipo de estas características se garantiza un caudal y una potencia de chorreado adecuadas para realizar estas tareas sin problemas y no desesperarse por los tiempos de espera a que el compresor cargue o por la poca potencia del mismo a la hora de sacar pintura o incrustaciones muy adheridas. Una solución más económica y casera es un compresor de 25 litros conectado a un calderín de otros 25 litros para incrementar el volumen. Los resultados son aceptables, si bien tiene el inconveniente de una rápida bajada de presión y de que al motor le cuesta mucho llenar los dos depósito con las pérdidas de tiempo que ello conlleva. Una solución intermedia y que da buenos resultados sería la utilización de un compresor de 50 litros con motor de correa.

9.- Presupuesto

– En nuestro caso la cabina nos ha salido muy económica ya que disponíamos de todos los materiales para hacerla excepto la lámpara y la pistola de arenar.

– A continuación indicamos lo que nos ha supuesto, pero teniendo en cuenta los materiales utilizados y aún teniendo que comprarlos el precio final debería de ser muy bajo.

Precio Lámpara fluorescente: 19,95
Pistola para arenar : 16,95
Total: 36,90

 

Este articulo en su totalidad es obra de Agostini.

 

Advertencia: Esta serie de articulos son informativos, no se le ocurra repetirlos Usted, ya que entrañan un serio peligro para su salud y la salud de los demas,  si decidiera repetir lo aquí expuesto no podra exigir ningun tipo de responsabilidad a lamaneta.com ni a sus propietarios, ni colaboradores.

 

 

Related Post

1 thought on “Cabina de arenar casera.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *