Emplomar un bollo en un deposito de chapa

– Decía un chapista amigo mio, bastante mayor, desde que se invento la hormigonera ya no hay bollos importantes….

– Nos hemos acostumbrado tanto a enmasillar que se nos ha olvidado la esencia de la restauración.

emplomar_un_bollo_001

– Este es el resultado que buscamos, cubrir el bollo con plomo, aunque no es plomo lo que usaremos.

 

emplomar_un_bollo_002

– En esta foto no se aprecia bien pero el bollo es de unos 5 mm de profundidad y unos 70 mm de diámetro.

emplomar_un_bollo_003

– Lo primero que haremos es impregnar todo de decapante de fontanero, si no hacemos esto el metal no se adhiere. También valdría con salfumant o agua fuerte.

 

emplomar_un_bollo_004

– Para que todo sea mucho más económico lo haremos con estaño-plata de los fontaneros al igual que el decapante, es incluso más fácil que conseguir.

 

emplomar_un_bollo_005

– No os preocupéis del aspecto, esto es lo que tiene el soplete, se limpia fácil con un trapo y agua.

 

emplomar_un_bollo_006

– Este improvisado soldador de chapista es un martillo viejo de los 20 duros soldado a una cabilla de hierro y un mango para no quemarme, lo usaremos como si fuera un soldador normal, para aportar mas metal al deposito.

 

emplomar_un_bollo_007

– Primero calentamos el soldador casero, y luego lo apoyamos en el deposito en cuanto se funda lo ya existente ahí que le ponemos mas metal, de esta forma conseguimos que aumente la cantidad de metal.

 

emplomar_un_bollo_008

–  Para ahorrar tiempo uso discos de lijas, al principio una 40 y termino con una 120. y luego a mano la ultimas pasadas con grano mucho mas fino.

emplomar_un_bollo_009

– He de decir que a mi esta vez no me ha hecho falta, pero a veces hay chapistas que usan un trozo de madera a modo de espátula y con parafina y soplete repasan el metal. Yo prefiero lija.

 

emplomar_un_bollo_010

– Tema terminado, es cierto que me quedan unos poros, pero como era tarde y esto lo puede cubrir la masilla, paso de complicarme la vida, pero básicamente se solucionan con un soldador de punta fina y una vez fundido el metal del poro se aporta mas metal y se repasa con la lija otra vez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *