¿Qué es una bujía fría y una bujía caliente?

Cada bujía se diseña específicamente para que funcione a una temperatura predeterminada, y dependiendo de esta temperatura se considera que la bujía es fría o caliente. A esto se le denomina Rango térmico de una bujía,

Una bujía disipa su calor por la rosca y a través de la culata de la moto, será mas fría cuando esa capacidad de disipar calor sea mayor y la bujía permanezca a menor temperatura. Y será una bujía caliente cuando esta capacidad de perder calor sea menor y haga que la bujía este mucho mas caliente. Esta capacidad viene dada por un mayor contacto del aislante con la rosca de la bujía.  Este rango térmico ocurre en unos margenes concretos, entre 450º y 850º, siendo más fría cuanto menor sea su temperatura de funcionamiento.

Si la temperatura es muy baja, podrían producir residuos que dificultaría el funcionamiento de la bujía, y si superara los 850º habría una autodetonación de la gasolina antes de la cuenta. Cada motor necesita una temperatura de bujía diferente, de ahí que se fabriquen bujías con distintos grados térmicos.

Hay un mito curioso que aconseja en invierno utilizar una bujía fría para un mejor arranque, pero no hay nada que indique esto. En el momento del arranque matutino la temperatura de todas las bujías es la misma, la ambiente.

Si nuestro motor necesita una bujía mas caliente que la que estamos usando,  es probable que la bujía presente restos grasos así como en la culata.

Si nuestro motor necesita una bujía mas fría que la que estamos usando, es probable que la bujía presente un desgaste exagerado, y en casos extremos autodetonación de la gasolina antes del momento adecuado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *