Transformación de un elevador de moto

Transformación de un elevador de moto, de un elevador de motos bajo carter a uno de plataforma entera.

Por Enrique

En el foro se avisó de la oferta de un elevador de motos que había en una gran superficie, puestos a la obra se compra uno y vemos que su uso es muy limitado por la poca altura a la que puede subir una moto, y que solo puede elevar las motos por la parte del cárter-motor.

foto1

 

La altura máxima de la que disponemos es de 42 centímetros.

El cuadradillo de los brazos es de 4 cm., y admite en su interior uno de 3 cm., por lo que desmontamos la base donde se apoyaría la moto e introducimos un tubo cuadrado de 3 cm. en cada brazo, que se va a apoyar en los tornillos pasantes de la base en el izquierdo y en el tornillo pasante del retenedor de emergencia en el brazo derecho, el que está al lado del hidráulico.

foto2

 

La Longitud de los tubos de la izquierda es de 78 cm. y 64 los de la derecha. Los atornillamos arriba a la plataforma original y abajo entre sí, cuidado al hacer los agujeros, para respetar la horizontalidad de la plataforma y para que quede holgura suficiente entre el brazo y esta, para poder girar.

foto3

 

Buscando en una chatarrería, encontré una chapa de las usadas con rampa para superar escalones, esta era ideal para una base donde poder poner nuestras motos, sus medidas eran de 46 cm. por 180 cm., se la acopé al elevador y el resultado fue este.

foto4

foto5

 

Fue suficiente con dos tornillos al centro de la base superior del elevador. Tened en cuenta que superficie superior del elevador no corresponde con la base, por lo que no podemos poner la chapa mediada, sino desplazada para que coincida con la base inferior, en este caso hay un desplazamiento de unos centímetros hacia la izquierda, para buscar más estabilidad.

Nos queda una altura máxima de 79 cm. más que suficiente para trabajar cómodo. Al bajar el elevador, observamos que bascula al final de su recorrido, por lo que subir una moto es muy fácil, solo que a la hora de subirla, como está muy desplazada hacia la derecha, hay que sujetarla en los primeros recorridos, hasta cierto nivel en el que ya está estable.

foto6

 

Seria conveniente atar la rueda delantera hasta que se logre la estabilidad del conjunto.

Ya solo falta realizar unas pruebas muy científicas para ver la estabilidad del elevador ya transformado, que se realizan con un peso cercano a los 70 kg.

foto7

foto8

Todo parece indicar que el conjunto es bastante estable, no obstante siempre hay que ser prudente y ante la duda, se puede o bien ampliar la base con unos ángulos soldados, o poner fijaciones al suelo. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que el original estaba diseñado para 400 kg. y nosotros al alargar el brazo de palanca hemos disminuido mucho sus posibilidades, pero para una clásica normalita, es más que suficiente.

Cada cual que le ponga imaginación, que todo se puede mejorar, y por supuesto comunicad vuestras aportaciones de mejora.

Por Enrique

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *