Arreglando una Vespa y truco para el prisionero del carburador

 

Este articulo salio por primera vez en el Rincón de Microtaller

Después de desmontar la rueda delantera de mi Vespa, he decidido limpiar el motor, que está hecho un asco.

vespa6

Obsérvese cómo está el carburador. Ampliamos el líquido mágico…

 

vespa7

Poco a poco con paciencia se va viendo la luz…

vespa8

Va quedando todo más limpio…

vespa9

Aquí antes…

vespa10

Y aquí después.

Le he quitado el óxido a las tapas y las he pintado con pintura calórica. La verdad es que para no haber desmontado el motor ha quedado bastante bien.

El otro día, al montarlo, se me partió la cabeza del mando del aire por la parte del carburador. Como es barata me he comprado otra, pero al recibirla me di cuenta que no tenía cabeza en esa parte, y que por tanto necesitaba un prisionero para sujetarla. Lo siguiente ha sido que en la ferretería de mi pueblo no tenían prisioneros tan pequeños, por lo que ha habido que recurrir al ingenio. Aquí podemos ver la cabeza que se quedó puesta en la pieza que mueve el aire.

vespa2-1

Se coge una clavija eléctrica normal y corriente…

 

vespa2-2

Y aquí tenemos nuestro prisionero.

 

vespa2-3

Y aquí el cable sin cabeza.

vespa2-4

Primero probamos que la medida es la necesaria. ¡Y lo es!

vespa2-5

Cortamos a la medida con la Dremel y un disco de fibra de vidrio.

vespa2-6

¡Encaja a la perfección!

vespa2-7

Colocamos el tornillo y apretamos. Por si acaso he dejado unos 3 mm de más y lo he doblado para que no se salga. Luego he apretado el tornillo lo más que he podido. Se puede ver que funciona. En la foto el aire está tirado a la mitad.

A veces cuando la cabeza trabaja, es que da gusto…

 

1 comentario sobre «Arreglando una Vespa y truco para el prisionero del carburador»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *