2 thoughts on “Ese gusto por lo abigarrado…”

  1. La verdad es que siempre queda mejor la foto de la moto restaurándose en un taller «añejo» que en uno nuevo impecable y con toda clase de herramientas modernas y relucientes. Y en ese contexto, un cierto desorden también ayuda a dar cierto ambiente «clásico», je, je.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *