Nuevo módulo de Avance Variable CDI para encendidos electrónicos Motoplat

Supongo que muchos lectores de La Maneta sabrán que llevamos casi dos años trabajando para mejorar los encendidos de las motos clásicas españolas, porque durante este tiempo la ayuda que nos ha prestado Ramón Ortíz y los compañeros del foro ha sido importante para perfeccionar el producto y darnos a conocer.
Precisamente en estos días se va a cumplir nuestro primer año como fabricantes en activo, puesto que presentamos RM Lightning durante la pasada Montesada en Tona, y la casualidad ha querido que en estos días estemos terminando de poner a punto una serie de nuevos productos que van a ampliar nuestra clientela, extendiéndola a las motos que ya tenían un encendido electrónico antiguo.
Por si eso fuera poco, hemos tenido la suerte de contar con una ayuda inesperada en las personas de Víctor y Andrés Menéndez -más conocidos en el mundillo de las clásicas como “los Vitale”- que hace un par de días pusieron a nuestra disposición un banco de potencia para poder medir el resultado que da el nuevo producto. Y por si eso fuera poco, nos dejaron para ello una Ossa Mick Andrews Réplica de 250 cc perfectamente puesta a punto, para que nos sirviera de “máquina de contraste”.
Es decir, que por primera vez hemos tenido la posibilidad de medir científicamente el cambio de rendimiento en un motor como consecuencia del uso de uno de nuestros productos. Primera oportunidad de poner en práctica lo que decía Joseph M. Juran uno de los padres de la Gestión de la Calidad cuando afirmaba que lo que no puede ser medido no puede ser mejorado.
Como no sé si todo el mundo los conoce, aunque asumo que sí, comento antes de seguir que Víctor y Andrés producen en su taller de Mejorada del Campo algunas de las Ossa más competitivas actualmente, tanto en trial como en circuito.
Y la verdad es que disfruté la experiencia de trabajar con ellos. Gente seria, rigurosa, profesional, y que busca respuestas medibles a los problemas con que se enfrentan.
Así que empezamos la mañana poniendo sobre el banco a la pobre Mick Andrews Réplica que íbamos a torturar para medir en primer lugar el rendimiento de la moto con la puesta a punto que Víctor le había dejado: 2,25 mm antes del punto muerto superior.
Export_001
A partir de ahí, motor arrancado, rueda trasera sobre el rodillo, Andrés a los mandos del PC y Víctor sobre la moto, acelerando como si no hubiera un mañana:
Export_002
Pero como esta pareja es la leche, después de haber grabado los datos de potencia y par, antes de seguir adelante, Víctor decidió que lo lógico era comprobar con la pistola estroboscópica la puesta a punto estática. Y así lo hicimos, comprobando que el avance eran exactamente los 2,25 mm antes de PMS que comentamos antes. Y una vez hecho eso, pusimos nuestro módulo CDI sin cambiar el avance. En la foto siguiente podéis ver el montaje provisional del nuestro nuevo módulo sobre el manillar de la Mick Andrews. La instalación, al no requerir de retirada de platinos ni manipulaciones de volante, es rapidísima.
Export_003
Pero antes de subirla al banco, quisieron probar qué tal iba sin modificar avance. Y, honestamente, el resultado fue catastrófico. La moto iba bastante mal … como no podía ser de otro modo, puesto que la chispa llegaba a saltar … ¡después del PMS! Una pena, vamos. Pero afortunadamente, después de ver con la estroboscópica lo mucho que variaba el avance con el módulo conectado, aceptaron que era mejor modificar la puesta a punto estática antes de subirla al banco de nuevo. Y le metimos 5 mm de avance a la buena de la MAR.

Acto seguido, moto al banco, gas a fondo y toma de datos. Con un resultado espectacular, que se puede ver en los gráficos siguientes. El primero que os pongo es el de par …

Par-1
… donde puede apreciarse que la línea superior (que es la del módulo CDI) supera en todo régimen el funcionamiento del encendido original, entregando un par más alto y con una curva más plana, idónea para una moto de campo.

El siguiente gráfico es el de potencia máxima …
Potencia-1
… que nos muestra cómo la moto pasa de 11 a 13 caballos a la rueda, que en porcentaje es un aumento más que significativo. Y además la ganancia es homogénea en todo momento, pese a los 5 mm de avance estático, que nos dejarían un motor sin bajos, de no haber tenido el avance variable.

Como no podía ser de otro modo, hemos dejado uno de los módulos en manos de Víctor y Andrés para que hagan pruebas con él en los motores de circuito. Y si es necesario hablaremos con ellos para diseñarles una curva a medida de sus necesidades. Aunque de momento, lo que nos alegra que el banco confirme lo que los pilotos nos vienen diciendo: que la mejora de los motores con estos encendidos no es sólo de fiabilidad, sino de rendimiento. Es una recompensa estupenda a tanto esfuerzo como hemos venido haciendo.

Y a efectos de cerrar el círculo, comentar que en la Montesada 2013 presentaremos dos módulos para electrónico: uno destinado a Impala 2 y otro al resto de los encendidos Motoplat electrónicos, que incluye un regulador de corriente que la Impala no necesita.

Ojalá den muchas horas de alegrías a nuestros clientes.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *