Reparar un depósito de fibra: Cómo reconvertir un depósito de Cota 247 MkIII en uno para MkI

Por si a alguien le vale, os cuento cómo reconvertir un depósito de Cota 247 MkIII en uno para MkI. Ambos depósitos son iguales en su parte superior (de hecho no se diferencian a simple vista), pero tienen diferencias en la parte inferior.

Por KingScorpion http://montesakingscorpion.blogspot.com

foto1

Ambos llevan, además del grifo de gasolina, un par de tomas para que un macarrón auxiliar una las dos mitades del depósito por abajo. Pero dichas tomas están situadas de modo diferente.El problema con que me encontré al intentar usar el depósito de MkIII en una MkI es que una de las tomas tropezaba con el cuerpo del escape, de tal modo que el depósito no se podía poner. Puestos uno al lado de otro, vemos con claridad cuales son las diferencias:

El de la derecha (MkIII) lleva la toma auxiliar en oblicuo y hacia dentro, mientras que el de la izquierda (MkI) va algo adelantado, y bastante perpendicular.
La solución pasa por cortar y readaptar.

 

foto2

Primer paso, marcar con un rotulador la zona que cortaremos.

foto3

Segundo paso, empezar a cortar con la Dremel (en realidad la marca es Skill, que es la línea de consumo de Bosch).

 

foto4

Aquí podemos ver un detalle del corte ya acabado.
A continuación, materiales que vamos a usar, procedentes de Feroca

 

foto5

En primer plano, el tejido de fibra de vidrio (manta de un metro cuadrado que creo que me durará toda mi vida), a la izquierda la resina y a la derecha el catalizador. La proporción es 5 a 1 y es importante que sea de «claidad química» para no tener problemas con la gasolina.

foto6

El peso empleado, que procede de la cocina de casa. Menos mal que mi mujer no lee «La Maneta».
El vaso para hacer la mezcla y la brocha también se los afané a ella.

 

foto7

Hecha la mezcla, y cortada la tela en el tamaño necesario (un poco más del agujero que pensamos tapar) «pintamos» un poco los bordes del agujero.

 

foto8

Y sobre esa zona ponemos con cuidado el parche de tela, al que previamente habremos deshilachado los bordes para que agarre mejor en el depósito … ni que decir tiene que éste debe haber sido bien limpiado con algún disolvente fuerte. Acetona en mi caso.

foto9

Ahora sólo falta poner con la brocha capas de fibra ya mezclada con el catalizador.

 

foto10

Y esperar con paciencia que seque. Ojo que el proceso depende de la temperatura y si lo dejáis en un sitio muy frío puede llegar a necesitar muchos días.

El resultado final es éste.

No demasiado malo para ser la primera vez que me pongo con ello, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *