Restauración de una culata

La restauración de una aleta rota, la construcción de un casquillo roscado y su arenado final.

Os dejo el proceso que he seguido para restaurar una culata. Espero que os guste.

El principal problema que nos podemos encontrar en una culata de moto es o que se ha roto una aleta o que se ha pasado de rosca la rosca de la bujía.

Por Irautza

 

En este caso, se presenta una culata a la que le han ocurrido estas 2 cosas, y se muestra como se puede dar solucion a esos problemas.

foto_01

Rosca de la bujía pasada de rosca, podemos ver como se escapa parte de aceite.

IM000134.JPG

 

Detalle de la aleta partida.

IM000137.JPG

 

1. Restauración de la aleta.
Vamos a soldar la aleta partida a la culata, el problema que tenemos es que se trata de una aleta de aluminio, con la dificultad que tiene soldar este material

Preparativo de la aleta de la culata para soldar.

IM000143.JPG

 

Culata soldada, cordón de soldadura de aluminio bastante “grueso”.

foto_05

 

Cordones de soldadura repasados con la dremel, ahora hay que matizarlos con chorreo de arena y microesferas.

foto_06

 

2. Fabricación del casquillo roscado.
Vamos a fabricar un casquillo de bronce para acoplar bujías de cuello largo y modernas (M-14×1,25) en culatas con roscas antiguas (M18x1,5) y además, con roscas que están pasadas de rosca, por lo que construiremos una rosca de diámetro 18,1 mm para hacer que entre forzado en la culata

Cilindrado a 18,1 mm de diámetro exterior.

IM000157.JPG

 

Con la misma herramienta de roscar, realizamos una ranura de final de rosca.

foto_08

 

Colocamos la cuchilla tocando con la pieza y en el tambor ponemos una tira de cinta de papel para poder marcar las marcas que sirven como referencias de las diferentes pasadas que hay que hacer.

IM000164.JPG

 

Se hace una primera pasada de 0,1 mm, podemos ver como se marca la rosca.

IM000167.JPG

 

Marcado de una linea con un rotulador en la tira de papel con cada pasada que demos.

IM000168.JPG

 

Rosca exterior ya terminada.

IM000174.JPG

 

Cilindrado a 23 mm de la zona donde va el hexagono.

foto_13

 

Taladrado y mandrilado a a 12,5 mm para posterior roscado a M14x1,25.

foto_14

 

Una vez terminada la pieza, se corta.

IM000184.JPG

 

Una vez terminada la rosca exterior y cortada la pieza, probamos que tal rosca en la culata, lo hace perfectamente.

IM000188.JPG

 

Con el macho de roscar, hacemos la rosca donde irá la bujia, eso si, el macho de roscar que entre bien perpendicular a la peza, si no la rosca saldrá mal, tambien la podriamos haber hecho en el torno, poniendo el macho en el portabrocas.

IM000193.JPG

 

Hacemos el hexagono de la rosca a lima y la pieza ya estaría totalmente termianda.

IM000201.JPG

 

Aquí vemos como encaja la pieza a la perfección el la culata, sin holgura alguna.

IM000204.JPG

 

3. Chorreado con arena de la culata.
Una vez soldada la aleta y fabricado el casquillo de bronce, poniedole una bujia que no nos sirva montada, para no dañar con el chorro de arena los filetes de la rosca de bronce

Culata chorreada con arena.

IM000220.JPG

 

Culata chorreada con microesferas, lista para montar.

foto_21

Por Irautza

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *