Sector graduado para Ducati.

logoarticulos

Este articulo participa en el concurso.

Por Pablo Del Río. TurboBike.

Es harto conocido que para poner a punto el encendido de una Ducati existe un sector graduado que facilita este trabajo. El original que casi todo aficionado conoce, por aparecer en la práctica totalidad de libros de mantenimiento de estos motores, se utiliza atornillándolo sobre la tapa izquierda del motor y utilizando una flecha atornillada al cigüeñal la cual marcará sobre la escala los grados de avance a los que deseemos calar el encendido.

img01

En base a estos principios he decidido mostraros un par de ejemplos de cómo fabricarnos unos sectores graduados para ajustar nuestras motos. El primero lo he fabricado pretendiendo copiar uno que nuestro apreciado Taglioni me mostró muy amablemente en un post del foro. Taglioni lo compró, tiene una calidad muy superior que no se puede comparar a éste pordiosero mío pero al menos me he entretenido construyéndolo. El segundo es similar al recomendado por Ducati y siguiendo los mismos principios de funcionamiento, es decir, escala fija y que sea la flecha la que se mueva roscándola sobre el cigüeñal.

Vamos ya con el primer modelo.

Para ello necesitaremos:

– Un disco duro inutilizado de PC, que está muy bien visto esto de reciclar, para extraer de su interior uno de sus discos.

– Un dibujo graduado en 360º para luego pegar sobre el anterior.

– Un tornillo de métrica 8 con su tuerca autofrenante, de paso 125 para que rosque sobre el cigüeñal de nuestras ducatonas y de 60mm de longitud. Esta medida es muy importante porque, de este modo, una vez que esté roscado a tope sobre el cigüeñal, el disco graduado quedará montado entre la tapa del cárter y el pedal del freno sin que roce en ninguna de las dos piezas.

– Una aguja indicadora.

– Y por último una bombilla de 6 voltios con dos cables soldados a sus extremos para comprobar en qué momento abre el ruptor o en su defecto un polímetro.

EL INICIO

En primer lugar, tras desarmar el disco duro y quedarme con lo que necesitaba de su interior, imprimiremos el dibujo graduado y que pegaremos sobre el disco duro. Es probable que tengamos que hacer varias pruebas de impresión hasta que se ajuste al diámetro del disco duro que vayamos a utilizar. Sobra decir que el disco duro lo podéis sustituir por cualquier otra cosa que encontréis por ahí, aprovechad para hacer desaparecer el CD ese que tanto escucha vuestra señora y que tanto odiáis jaja.

img02

img03

Tras pegar el dibujo al disco he incorporado el tornillo de métrica 8 con la tuerca autofrenante dada la vuelta. De este modo consigo que todo el conjunto quede autocentrado entre la cabeza avellanada del tornillo y la tuerca. Lo apretaremos lo suficiente como para que el disco quede solidario con el tornillo pero que a su vez, si le forzamos, patine sobre el mismo. Digo esto porque también es importante que resbale para ajustar el cero, aunque esto lo veremos más adelante.

Ahora os dejo unas fotos con los detalles…

img04

img05

img06

El siguiente paso será construirnos una flecha indicadora que dejaremos atornillada y fija, a la tapa izquierda del motor, aprovechando uno de los tornillos del registro del embrague. Está fabricada aprovechando un trozo de placa de circuito impreso pintado de blanco. Mide 110 milímetros y una vez pintada parece digna para ser utilizada.

img07

img08

PUESTA A PUNTO DEL MOTOR

Colocamos nuestras piezas en su lugar y apretamos el tornillo de métrica 8 lo suficiente. Procedemos a sacar la bujía del motor para encontrar el punto muerto superior PMS. Para ello me he ayudado de una regla graduada de estas que dan con las taladradoras para marcar la profundidad del taladro. Si teneis opción de hacerlo con un comparador mucho mejor.Es ahora cuando giramos el disco graduado hasta coincidir el 0º con la aguja indicadora. ¡OJO!, giraremos el disco pero no el cigüeñal, de ahí la importancia que antes os decía de que el disco resbalase del tornillo. Una vez conseguido retrocederemos el motor, para lo que nos podemos ayudar metiendo una velocidad larga en el cambio y moviendo la rueda de la moto, hasta que la aguja indique sobre el disco 20º menos.

img09

img10

Nos cambiamos de lado en la moto para quitar la tapa de los platinos. Aflojaremos los dos tornillos que bloquean en encendido (marcados con flecha roja) y conectamos el polímetro de este modo: una pinza de cocodrilo al positivo de la batería y la otra a la ballestilla elástica del platino.

Ahora se trata de girar el soporte del ruptor hasta que la indicación de 6 voltios en el Display desaparezca pasando a cero. Con ello estaremos consiguiendo que el encendido mande la chispa a la bujía justo en el momento en que se apaga la luz y todo ello con un avance de veinte grados marcados en el disco.

img11

fotoretocada

SEGUNDA OPCIÓN.

Necesitaremos:

– Un sencillo transportador de ángulos.

– Una chapa soporte en el que atornillar el transportador para así darle consistencia. En mi caso lo he hecho con otro trozo de placa de circuito impreso. No iba a tirar lo que me sobró de antes jeje.

– Tornillo de métrica 8 con paso 125.

– Aguja indicadora que saqué de un cuentakilómetros reciclado y que fijaremos en la cabeza del tornillo anterior y por último

– Un par de tornillos con sus respectivas arandelas y tuercas autofrenantes.

img13

En primer lugar y tras marcar el contorno del trasportador, se recorta la placa obteniendo dos piezas practicamente iguales, las cuales procederemos a unir dejándolas solidarias…

img14

Para ello practicaremos dos taladros por los que introduciremos los tornillos que fijaran ambas piezas y un tercero central de 9 mm de diámetro. Este último taladro servirá para que pase libremente el tornillo que ha de roscar en el cigüeñal y estará perfectamente ajustado con el centro de la circunferencia del transportador.

img15

También es conveniente pintar de blanco la pieza posterior con el fin de que se vea con mayor contraste la escala graduada del transportador.

img16

El resultado final quedará como se muestra en esta fotografía:

img17

Para utilizarlo primero fijaremos el transportador a la tapa del motor con un poco de cinta de doble cara o un poco de cinta aislante sin más. Roscaremos el tornillo-aguja hasta que haga tope y buscaremos el punto muerto superior, PMS, del pistón. Si esta operación la realizamos con un reloj comparador el ajuste será más preciso. Desde aquí procederemos del mismo modo que con el primer modelo.

Y esto es todo. Ahora estoy trabajando en una versión 2.0 del primer modelo, con un retén incorporado para poder utilizarlo con motor en marcha y lámpara estroboscópica pero eso ya es otra historia. Un saludo maneteros.

Pablo Del Río. TurboBike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *