Cómo sacar un pistón gripado de su cilindro.

Está técnica-método lo he empleado en dos ocasiones con éxito y puede ser utilizada para los casos más graves…

CÓMO SACAR UN PISTÓN GRIPADO DE SU CILINDRO.

Por MCampo68

En varias ocasiones he visto preguntas en este foro sobre la manera de liberar un pistón y cilindro cuando han quedado pegados, así como respuestas aconsejando el uso de de martillos blandos, llaves para girar el cigüeñal, afloja-todo e incluso Coca Cola.

Bien, pues voy a aportar una técnica que he empleado en dos ocasiones con éxito y que puede ser utilizada para los casos más graves, cuando todo lo anterior ha fallado.

La idea se basa en utilizar la fuerza que nos aporta un gato hidráulico de botella para ello. En mi caso utilicé uno de 3 Tm.

Los pasos a seguir son los siguientes:

En primer lugar, debe desmontarse la culata y separarse el cilindro de los semicárteres. En mi caso iba fijado con cuatro tornillos allen, que retiré (lo cual no fue tarea fácil e incluso uno de ellos no lo conseguí aflojar y hube de taladrarlo, pero eso es otra historia).

Tras ello se debe buscar un elemento blando capaz de empujar el pistón sin dañarlo. Yo me fui al montón de la leña y me agencié un tronco de diámetro algo inferior al del pistón, lo corté de forma que me quedara un trozo sin curvas y de una longitud adecuada. Es importante que ambos cortes queden bien perpendiculares al eje del tronco; como es imposible hacerlo totalmente perpendicular con la sierra, yo lo perfeccioné con lima y escuadra de carpintero. Además a uno de los extremos (el que irá apoyado en la cabeza del pistón) le hice una forma ligeramente cóncava con la radial pequeña, de forma que la superficie de contacto entre el tronco y el pistón sea lo mayor posible y la presión sobre el pistón sea la menor posible (para reducir el riesgo de rotura de la cabeza del pistón).

foto1

 

Después con una cadena larga y robusta se rodea la parte inferior del cilindro ajustando la cadena lo máximo posible al cilindro de forma que se minimice el riesgo de romper o doblar una aleta de refrigeración. En mi caso no me importaba demasiado, pues el cilindro irá a la basura, pero si no es el caso se debiera proteger la zona de contacto entre cadena y aletas del cilindro con trapos gruesos o similar para no marcar las aletas (en las fotos podéis ver que hay varias aletas rotas, pero no se rompió ninguna con mi invento, sino que ya compré el motor con ellas rotas).

foto2

Entonces se apoya el tronco en el pistón, el gato hidráulico sobre él, un perfil robusto sobre el gato y con la cadena se hacen dos lazos que pasan por encima del perfil de acero (en la foto podéis observar el montaje, aunque la foto está ya hecha al final del proceso de bajar el pistón).

foto3

Con ello se empieza a extender el gato hidráulico de forma que se tensan las cadenas, tiran del cilindro hacia arriba y el tronco empuja al pistón en sentido opuesto. En este caso tuve que darle realmente fuerte al gato, creo que llegué casi al límite del gato (3.000 kg, o mejor dicho –para los puristas- 29.430 N de fuerza) y creí que no se iba a mover, pero tras un fuerte ‘clonck’ se soltó el pistón. He de decir que pasé bastante miedo de que se rompiera una de las cadenas y me diera un latigazo, así que me protegí con una cazadora gruesa, guantes, y sobre todo el caso de la moto, con la pantalla bajada y además gafas de protección dentro).

Como podréis comprobar por las fotos del pistón una vez desmontado, creo que es un caso extremo de agarrotamiento entre pistón y cilindro (además de haberse gripado en su día, le desmontaron la culata y debieron dejar el motor a la intemperie durante muchos años, con lo que el óxido y roña que tenía todo el conjunto es increíble (fijaros en el pistón y como están de oxidados los contrapesos del cigüeñal), así que si este sistema ha servido en este caso tan extremo (en el que obviamente cilindro y pistón irán a la basura), estoy seguro de que servirá para la mayoría de los casos que os encontréis.

Espero que os sirva de ayuda.

foto4

foto5

 

foto7

No lo he dicho, pero es muy conveniente aplicar generosamente afloja-todo antes de la operación. En mi caso como el pistón estaba por encima de las lumbreras, le eché unos cuantos cm3 de afloja-todo sobre el pistón de forma que hice una pequeña ‘piscina’ de aceite en el conjunto cilindro-pistón y lo dejé así una semana (he de decir que estaba todo tan pegado que, tras la semana, no aprecié que bajara el nivel de la ‘piscina’, así que mucho no debió penetrar el afloja-todo).

Por MCampo68

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *